En una sociedad cada vez más competitiva, donde las empresas intentan nutrirse de talento comprometido, sale a la luz el Employee Engagement, que se materializa como el compromiso y el grado de motivación que declaran los empleados hacia la empresa.

Este Employee Engagement no es sencillo de lograr y para alcanzarlo es necesario implementar políticas a largo plazo de bienestar y cuidado de los profesionales de la compañía, con acciones concretas de reconocimiento, de promoción de la salud y el bienestar, con planes de formación a medida, con políticas de conciliación, etc. Este tipo de iniciativas tendrán un impacto directo en la cuenta de resultados y una importante repercusión en la productividad, la competitividad, la reputación como marca empleadora y, por supuesto, también sobre porcentaje de absentismo en la compañía.

Según un estudio realizado por la consultora Gallup, el compromiso por parte del empleado reduce en un 37% el absentismo.

¿Cómo conseguir un plan de Employee Engagement efectivo?


  • Mantén la confianza en los empleados:

    Trabajadores con más libertad consiguen organizar sus respectivas tareas de acuerdo a sus propios tiempos. Todo esto se traduce en un aumento de su motivación, así como un orgullo de pertenencia a la organización.

  • Comunica el propósito de la empresa a todos los empleados:

    Un trabajador que no es conocedor de los objetivos corporativos puede provocar un distanciamiento que se refleje en una baja productividad. Una empresa tiene que hacer partícipes a todos los empleados para que propongan mejoras y se materialicen en cambios.

  • Fomenta el trabajo en equipo:

    El trabajo en equipo aumenta los niveles de compromiso de los trabajadores.

  • Promueve el reconocimiento y desarrollo profesional:

    Reconocer el esfuerzo de los empleados es un claro reflejo de que se está implantando adecuadamente el Employee Engagement, ya que aumentan los niveles de satisfacción y de bienestar de los empleados.

  • Crea un entorno de trabajo apto a cada empleado:

    Ofrecer un espacio de trabajo funcional y tecnológico es un factor que impacta considerablemente en el bienestar y especialmente en el engagement.

 

El Employee Engagement ayuda a las organizaciones a retener el talento de calidad, fomentando el bienestar de los trabajadores, aumentando su motivación y generando un vínculo emocional con la empresa.