El absentismo en las empresas es un fenómeno muy habitual en la actualidad y que provoca grandes pérdidas, sobre todo en relación con la productividad, la cual se ve mermada por la ausencia del trabajador en su puesto de trabajo, pero también por los costes empresariales que conlleva esa ausencia, provocando en definitiva una bajada considerable de la competitividad.

A continuación, compartimos un glosario en el que hemos intentado incluir todos los términos relacionados de alguna manera con el absentismo en la empresa:

Absentismo Laboral:

Abstención deliberada de acudir al lugar donde se cumple una obligación. Una segunda acepción añade el matiz de la frecuencia con que ocurre dicha abstención, al precisar que es “absentismo” el “abandono habitual del desempeño de funciones y deberes propios de un cargo”. Aunque existen varias definiciones de este fenómeno, podríamos concluir que una de las más aceptadas es la de “ausencia de una persona de su puesto de trabajo, en horas que correspondan a un día laborable, dentro de la jornada legal de trabajo”.

  • Absentismo laboral injustificado:

Es el tipo de absentismo laboral en el que el trabajador no acude al puesto de trabajo sin preaviso ni justificación del mismo, incumpliendo el art. 20 del Estatuto de los Trabajadores y, por tanto, siendo sancionable por el empresario en función de la gravedad de la falta.

  • Absentismo laboral justificado:

Serán aquellas ausencias al puesto de trabajo por parte del empleado y en las que se informa a la empresa o justifica el motivo del absentismo.

  • Absentismo emocional o presencial:

El absentismo presencial o emocional se puede definir como todas las tareas y actividades que se realizan dentro de la jornada laboral pero que nada tienen que ver con el propio trabajo.

  • Absentismo por causas de salud:

Es el tipo de absentismo en el que interviene un componente médico, pudiendo ser accidente o enfermedad profesional, o enfermedad común. Dentro de esta tipología, también podemos añadir los componentes psicológicos que afectan a la motivación, productividad o rendimiento del trabajador y que pueden dar lugar a depresión u otras enfermedades de salud mental.

  • Absentismo por causas laborales:

Se trata de aquellas situaciones que afectan al desarrollo de la actividad, como permisos y licencias.

  • Absentismo por causas personales:

Este tipo de absentismo es aquel que podemos ligar a situaciones que afectan al trabajador en su vertiente personal, como las relaciones familiares y otros posibles conflictos.

  • Permisos remunerados:

Es un tipo de ausencia por parte del trabajador en la cual este, en su derecho, continuará devengando una compensación económica. Este tipo de permiso le permite al trabajador ausentarse sin que esto implique ningún tipo de sanción o amonestación por parte del empleador.

Presentismo:

Este otro fenómeno hace referencia a un comportamiento del trabajador, a veces promovido por la propia empresa, ligado al ‘estar por estar’ aunque incluso a veces eso suponga dedicar el tiempo a otros quehaceres no relacionados con el propio puesto de trabajo. El presentismo también puede incluso llevar al trabajador a acudir a su puesto de trabajo sin estar en plenas facultades para ello, ya sea por enfermedad u otra posible circunstancia.

Magnitudes para medir el absentismo laboral:

  • De duración: miden el tiempo perdido por el empleado durante un determinado período de tiempo.
  • De frecuencia: indican el número de episodios de ausencia en un período particular de tiempo.

Índices para medir el absentismo laboral:

Tasa de absentismo: La tasa de absentismo laboral se define como el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni horas perdidas debido a ERTES) respecto a la jornada pactada efectiva.

Baja laboral:

Indica que por enfermedad o accidente no desempeñamos el trabajo habitual (bajo prescripción médica) de forma temporal hasta que se restablezcan nuestras condiciones físicas o psíquicas o hasta que se cumpla el plazo legal establecido para reincorporarnos (en el caso de la baja por maternidad).

Prestación por incapacidad temporal:

Es un subsidio diario que cubre la pérdida de rentas mientras el trabajador está imposibilitado temporalmente para trabajar y recibe asistencia sanitaria de la Seguridad Social. La duración máxima de la prestación si es por enfermedad o accidente es de 365 días prorrogables otros 180, si durante este último periodo se prevé su curación.

Es un subsidio que protege a la persona que está trabajando cuando se encuentra de baja médica, precisando asistencia sanitaria de la Seguridad Social, existiendo una imposibilidad temporal para desarrollar las labores de su puesto de trabajo.

Puede derivar de una Contingencia Común, es decir, enfermedad o accidente no laboral o una Contingencia profesional, por enfermedad profesional o accidente laboral.

Accidente o enfermedad laboral:

Es toda lesión corporal sufrida por el trabajador con ocasión o por consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena. Se incluyen también las lesiones producidas en el trayecto habitual entre el centro de trabajo y el domicilio del trabajador (accidentes “in itinere”).

Lugar de trabajo:

En lugar de trabajo es un lugar donde alguien trabaja para su empleador o para sí mismo. El espacio pactado para desarrollar la jornada laboral. Sin embargo, este concepto queda desdibujado con el desarrollo de las nuevas tecnologías, que han propiciado la deslocalización del lugar de trabajo, haciéndolo flexible y variante.

Contingencias comunes:

Una contingencia común es una alteración de la salud que no tiene condición de accidente de trabajo ni de enfermedad profesional. Es decir, es un accidente o enfermedad no relacionada con el puesto de trabajo.

Sistema público de salud:

Es el conjunto de los servicios de salud de la Administración del Estado y de los servicios de salud de las Comunidades Autónomas de manera que en él se integran todas las estructuras y servicios públicos sanitarios, y tiene como objetivo contribuir a mejorar la salud de la población.

Mutuas:

Una mutua es una asociación de empresarios sin ánimo de lucro que colabora con el sistema de Seguridad Social en la gestión de importantes prestaciones del sistema de Seguridad Social como son las contingencias profesionales, la incapacidad temporal o el cese de actividad de los trabajadores autónomos.

Medicina del trabajo:

Es la especialidad médica que se dedica al estudio de las enfermedades y los accidentes que se producen por causa o consecuencia de la actividad laboral, así como las medidas de prevención que deben ser adoptadas para evitarlas o aminorar sus consecuencias.